El prójimo, alguien muy especial

devocional-30-diciembre-projimo-alguien-muy-especial

“El que menosprecia a su prójimo carece de entendimiento; mas el hombre prudente calla.” Proverbios 11:12

Despreciar y ridiculizar al prójimo es una insensatez. Tratar a los vecinos con desprecio es una falta de buen respeto.
Jesús contó una parábola para mostrar que debemos amar a nuestro prójimo, no solo de palabra, sino de hecho y en verdad.

Él habló sobre el hombre que cayó en las manos de los ladrones, fue despojado de sus bienes y fue dejado a la orilla del camino, herido y agonizante. El sacerdote y el levita, hombres religiosos, pasaron a su lado y lo dejaron a su suerte. Pero el samaritano, al ver al hombre en el suelo, vio sus heridas, lo llevó a un lugar seguro y cuidó de él. De la misma manera debemos hacer con el prójimo, bien sea un pariente o un extranjero, un amigo o alguien que no nos cae bien.

Nuestro papel no es humillar a las personas ni omitirnos cuando necesitan socorro. Nuestra función no es esparcir chismes para colocar una persona contra la otra, sino colocar guardia en la puerta de nuestros labios y hablar solamente aquello que edifica y esparcir gracia a los que oyen. El corazón y la lengua pueden ser fuentes de vida o pueden ser laboratorios en los cuales se fabrican los venenos letales. El prójimo es alguien muy especial. Debemos honrarlo y protegerlo, en vez de despreciarlo.

El amor al prójimo es la evidencia de nuestro amor a Dios y el cumplimiento de la ley y los profetas.

Devocional del libro “Gotas de Sabiduría para el Alma” escrito por Hernandes Dias Lopes. Publicado con permiso de Clie.es

El prójimo, alguien muy especial 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Nos gustaría saber tu opinión