La alegría es un santo remedio

alegria-santo-remedio-devocional-27-noviembre-2015

“El corazón alegre constituye buen remedio; mas el espíritu triste seca los huesos.” Proverbios 17:22

Los sentimientos que usted abriga en su corazón afectan directamente su salud. El buen humor es un santo remedio. Un corazón feliz hermosea el rostro, fortalece el cuerpo y unge el alma con el óleo de la alegría. La paz interior es la mejor especie de medicina preventiva. Nuestro cuerpo es el panel de nuestra alma.

Cuando estamos angustiados, reflejamos esto en nuestro semblante. Un corazón triste termina produciendo un cuerpo enfermo, al paso que un corazón alegre es remedio eficaz que cura los grandes males de la vida. Si la alegría previene contra muchas enfermedades, el espíritu abatido es causa de muchos males. El espíritu abatido hace secar los huesos, hace marchar su vida de dentro hacia fuera. Destruye su vigor, su paz y su voluntad de vivir. Muchas personas han perdido la motivación para vivir. Vegetan. Pasan por la vida sin lozanía, sin poesía, sin entusiasmo. Miran la vida con lentes oscuros. Todo el tiempo entonan el cántico fúnebre de sus desventuras. Lloran con profundo pesar sus penas. Sufren con total desaliento sus dolores. Capitulan ante el pesimismo incorregible. Por tener un espíritu abatido, ven secarse sus huesos, su vigor marchitarse y su alegría desvanecerse.

El camino de la sanidad no es el abatimiento del alma, sino la alegría del corazón.

Devocional del libro “Gotas de Consuelo para el Alma” escrito por Hernandes Dias Lopes. Publicado con permiso de Clie.es

La alegría es un santo remedio 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Nos gustaría saber tu opinión