El Gozo del Cristiano está por encima del Blue Monday

blue-monday

“Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido” Juan 15:11.

Un investigador de la universidad de Cardiff ha creado una fórmula matemática que señala al tercer lunes de enero (hoy) como el día más triste y depresivo del año (“blue Monday”). En un día como hoy confluyen una serie de factores que afectan nuestro estado de ánimo tales como el hecho de que sea lunes, el frío propio del invierno, la cuesta de enero con los pagos provocados por los excesos de las fiestas navideñas, los días que todavía quedan para cobrar o la constatación de que los buenos propósitos hechos a comienzo del año han caído en saco roto en apenas tres semanas.

Resulta curioso cómo esta sociedad busca fórmulas para explicar la tristeza o para encontrar la felicidad. En Amazon hay más de 12.000 libros en inglés con la palabra “felicidad” en sus títulos prometiendo fórmulas para hacernos la vida mejor. Estudios científicos han intentado descubrir el gen de la felicidad o dar con la ecuación perfecta para ser feliz; los perfiles de las redes sociales muestran vidas llenas de alegría y bienestar, ocultando frustraciones, depresiones y vidas vacías bajo la apariencia de felicidad. Los cristianos no estamos exentos de sentir tristeza a pesar de que se nos exhorta a estar siempre gozosos.

En Juan 15:11 el Señor Jesús nos ofrece la fórmula perfecta para el gozo, que es algo mucho más profundo que la felicidad. El gozo del cristiano no depende de las circunstancias y está por encima de “blues mondays”. Es un estado espiritual que no se basa en sentimientos, sino en la seguridad que nos da el permanecer en el amor del Señor y en guardar sus mandamientos, que son las “cosas” a las que se refiere este versículo. Ese era el secreto del gozo del Señor, no busquemos fórmulas mágicas ni recetas secretas, solo hay una manera de encontrarlo: andar en su voluntad y permanecer en la esfera de su amor. Sólo así encontramos nuestro gozo cumplido.

No te sientas culpable por estar triste ni pienses que los cristianos tenemos que estar siempre sonriendo, impasibles ante lo que ocurra a nuestro alrededor. No olvides que, poco después de decir estas palabras, Jesús se sintió triste, “angustiado hasta la muerte”, pero aún así no perdió la perspectiva del “gozo puesto delante de él” (Hebreos 12:2). Esto es lo que nos permite sobreponernos a la adversidad, a los días en los que no nos apetece levantarnos de la cama, cuando todo lo que tenemos alrededor se nos echa encima como una losa imposible de levantar. Y es que, aún en medio de la tristeza o de la depresión, podemos encontrar la satisfacción del gozo cumplido en el amor del Señor, del cual ninguna situación nos va a separar, y en la obediencia a su Palabra como un compromiso firme, alejado de los buenos propósitos que se difuminan a los pocos días de comenzar el año.

Tema de oración: Gratitud al Señor por su amor incondicional y por darnos la posibilidad de disfrutar del auténtico gozo.

Devocional escrito por Miguel Ángel Gómez, autor de libros como “El Asesino del Fin del Mundo”.
También escribe en Me Gustan los Libros.

El Gozo del Cristiano está por encima del Blue Monday 5.00/5 (100.00%) 1 vote

Nos gustaría saber tu opinión