La mayor tragedia de la historia

devocional-15-diciembre-La-mayor-tragedia-de-la-historia

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado, la muerte…” Romanos 5:12

De todas las tragedias de la historia, la caída de nuestros primeros padres fue la más desastrosa. Sus efectos fueron devastadores para la humanidad y para toda la creación. El hombre perdió la inocencia, la libertad y la paz.

El pecado rompió su relación con Dios, con el prójimo, consigo mismo y hasta con la naturaleza. Por su libre voluntad, el hombre se apartó del Creador, dando oídos a la voz del tentador. Con la caída de nuestros primeros padres, nos hicimos esclavos del pecado. Ahora nuestra inclinación es contraria a la voluntad de Dios. Los impulsos de nuestra carne son enemistad contra Dios. El pecado alcanzó todas las áreas de nuestra vida. No hay parte sana en nuestra carne ni hay área de nuestra vida que no haya sido manchada por el pecado.

En el génesis de la historia humana, el hombre vivía en la plenitud de la comunión con el Señor. Con la caída, sin embargo, vino el alejamiento y la pérdida de la comunión. Ahora, en lugar de deleitarse en Dios, el hombre huye de Dios. En lugar de tener placer en la santidad, se recuesta en el lodo sucio del pecado. En lugar de alegrarse en el Señor, cede a las apelaciones del tentador. En lugar de vivir en el Espíritu, se ha hecho esclavo de la carne, del mundo y del diablo.

Esa tragedia fue revertida con la venida de Cristo al mundo para buscar y salvar al perdido y traernos redención.
En Él tenemos perdón y vida eterna.

Devocional del libro “Gotas de Consuelo para el Alma” escrito por Hernandes Dias Lopes. Publicado con permiso de Clie.es

¿Te ha gustado?

Nos gustaría saber tu opinión